jueves, 20 de mayo de 2010

Oportunidades de mejora

Mañana entregamos los Informes de Progreso correspondientes al primer bimestre y quisiera presentarles el concepto de "oportunidad de mejora" como una herramienta para aprovechar al máximo la información que recibirán como papás.

Las viejas libretas

Todos vivimos con un "cuco" los trece años de nuestra vida escolar: la entrega de libretas. Casi nunca sabíamos de antemano cómo iban a salir, de qué complicada alquimia emergían mis notas.

Ese tiempo, felizmente, ya pasó. Pero es importante refrescar qué aporta la idea de "Informe de Progreso" (IP) diferenciándola de la antigua "Libreta" de nuestra época escolar. Si no lo tenemos claro, y los fantasmas siguen vivos, corremos el riesgo de empobrecer el aporte que traen los IP.

Lo que no son:

(a) No son las notas finales de un curso. Nos presentan una situación en movimiento. Un punto en una curva que va a seguir cambiando.
(b) No reflejan el "conocimiento" de los alumnos sino su "rendimiento". Es decir. Puede saber mucho, pero si no trabajó o no estudió, entonces lo que se refleja es esa situación. Esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de buscar los remedios.
(c) No reflejan simplemente el resultado de los instrumentos de evaluación, sino de las Metas de Comprensión que deberían haber logrado en este bimestre. Y las metas son varias para un mismo curso. Por lo tanto las vemos de manera independiente, y no en promedio para que podamos saber cuál es el contenido, habilidad o destreza que el alumno no maneja todavía. Nuevamente de esta comprensión salen las mejores resoluciones de trabajo.

La idea de "oportunidad de mejora"

Por un lastre del pasado seguimos expresándonos con categorías que a veces nos limitan mentalmente y a veces transmitimos esto mismo a los chicos: "estás jalado", "estás mal", "no sabes". Con lo cual, en primer lugar expresamos una evaluación del pasado, y el pasado pasado está y ya no cambia. Y en segundo lugar, pasamos de contrabando un juicio personal: "Tú estás mal", "Tú no sabes".

El enfoque de "oportunidad de mejora" pone el acento en el futuro: "mira, aquí y aquí, donde tienes estos resultados, tienes bastantes oportunidades para avanzar y mejorar, y esto es lo que puedes hacer." El futuro está por hacerse, depende de mí, de mi decisión e industria. Y en segundo lugar estamos hablando de rendimiento: "esto que hice" puede ser mejorado. Operativizamos lo que hay que hacer, y entonces es más probable que mejore mi rendimiento.

La gran división

El mundo no se divide entre "inteligentes" y "burros" (o los adjetivos que Ud. quiera poner). Cuando nos sometemos a esta gran división ponemos sobre nuestras cabezas una enorme presión y ansiedad. No es así. No todos rendimos de la misma manera en todas las materias y en todas las circunstancias. La "Teoría de las inteligencias múltiples" de H. Gardner ha puesto sobre el tapete justamente esta realidad. Si bien esta idea ha llevado a una cierta relativización también negativa, no se puede negar que apunta en la dirección correcta. El cerebro de cada uno funciona de manera diferente, y partiendo de la configuración genética y a través de los hábitos de crianza y de estudio, genera estrategias y "rutas" diferentes para aprender. ¿Cuáles son las tuyas? ¿Cuáles son las de tu hijo?

Evidentemente la cultura y la educación a lo largo de la historia ha priorizado determinadas capacidades. En nuestra cultura verbal, una persona que maneja con mayor destreza el universo de los conceptos y las secuencias lógicas tendrá probablemente mayor éxito académico que una persona con una gran intuición artística, o una gran capacidad de categorizar sus estados interiores y los de las demás personas. Pero no se trata de escoger. Reconociendo las diferentes habilidades debemos llevar a los chicos a desarrollar "al máximo de su capacidad y posibilidades" cada uno de sus talentos.

La idea de la "oportunidad de mejora" me pone entonces sobre la pista de las cosas que tengo que mirar cuando recibo el IP de mi hijo. No solo la nota. Sino, las habilidades que está evidenciando y por dónde van. Y las dificultades que se están evidenciando, y por dónde van, a través de todos los cursos. "Mira: no desaprobó ningún curso, pero en el mismo tipo de conocimiento o habilidad está consistentemente bajo. Aquí hay una oportunidad de mejora."

Se trata así de hacer una lectura "inteligente" de los IP aprovechando al máximo la información que brindan. Leyendo entre líneas, correlacionando situaciones, etc. Y por otro lado enseñarles a hacer lo mismo a los chicos.

Toda evaluación, todo balance es una oportunidad de aprendizaje

Los IP -a diferencia de las clásicas libretas- no son, no buscan ser, un juicio tipo tribunal sobre el alumno. Ni sobre su persona, ni sobre sus conocimientos -insisto (ni sobre las estrategias de crianza de sus padres). Son "feedback", retroalimentación para mi proceso de aprendizaje. Me ayudan a conocerme. Dónde estoy en mi proceso de crecimiento personal y académico, y sobre todo: "dónde tengo oportunidades para mejorar". De eso se tata. Aunque tenga AD o 20 en todas las materias, una lectura inteligente sabrá encontrar las oportunidades de mejora que conviertan en esa persona extraordinaria que estoy llamada a ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este espacio es para comentarios sobre los temas propuestos y generales. Por cortesía y privacidad omitamos referencias personales.